Sigüenza es una ciudad situada estratégicamente para controlar el paso del alto Henares y los valles de los ríos Dulce y Salado. Esta es la razón por la que estuvo poblada ya desde el Paleolítico y Neolítico.

Los antecedentes históricos más remotos se sitúan en el Cerro de Villavieja o Mirón, donde se asentaron los celtíberos.

Los romanos prefirieron la Vega del Henares y buscaron un punto estratégico en un cruce de la calzada Emérita Augusta que atravesaba estas tierras enlazando Mérida con Zaragoza.

Los visigodos levantaron su ciudadela en el siglo V sobre los restos de las ruinas romanas y en el 712 serán los musulmanes los que construyan en este mismo lugar su alcazaba: aquí vivieron hasta el siglo XII.

SIGÜENZA MEDIEVAL

SIGÜENZA RENACENTISTA Y BARROCA

SIGÜENZA NEOCLÁSICA