alt

En este portal va a encontrar el visitante todo lo que necesiten saber de nuestra ciudad, aunque tal vez debiera decir que casi todo; nuestro técnicos, expertos en entenderse con este lenguaje de la red, no han podido, por más que lo han intentado, dejar constancia de un regalo que se hace a quienes visitan Sigüenza.

Se trata de un bien inmaterial, imposible de incluir en ningún menú de los que preparan nuestros hosteleros; tampoco se puede depositar en una cesta con frutas en la habitación de uno de los muchos hoteles, hostales o casas rurales atendidos con exquisito cuidado por sus propietarios; no prende cual banderola de las vetustas piedras que adornan la ciudad ni se encuentra atesorado en los muchos objetos de arte que conserva nuestra Catedral.

Esa joya inaprensible de Sigüenza es el tiempo; tiempo que discurre lentamente entre nuestros muros para que el visitante lo disfrute, tiempo que hemos detenido para que ustedes se transporten recorriendo las calles a momentos de nuestra historia que han quedado agazapados en cada esquina, en cada cuesta, en cada escudo heráldico de nuestras casas.

Tiempo para dejarlo correr olvidando la machaconería del reloj que apresura nuestras vidas y tiempo que dedicarán los seguntinos a atender sus demandas con amabilidad y el ferviente deseo de que ustedes se sientan divinamente entre nosotros. Debo advertir, como responsable de esta ciudad, que, si vienen a Sigüenza, corren el serio peligro de no querer marcharse nunca. Lo por experiencia.

José Manuel Latre

                                                                                       Alcalde de Sigüenza.